family life/netas

Cuatro años!

ILoveYou

Hoy celebramos cuatro años de matrimonio.

Hemos vivido tantas aventuras y los días han sido tan aprovechados que se siente como si lleváramos mucho más tiempo juntos. Sin duda que la razón de tanta actividad, además de nuestra personalidad, tiene que ver con los dos pequeños tesoros que completan nuestra familia. Nuestros hijos son como tú lo dices, quienes le han dado sentido y sabor a nuestra vida.

En estos cuatro años nuestro matrimonio ha tenido de todo lo que nos prometimos en los votos que nos dijimos en nuestra boda: prosperidad, adversidad, salud y enfermedad, junto con muchas más cosas que le han dado sabor a nuestros días. Alegremente puedo decir que mientras más cosas pasan y decidimos, cada día hay más amor y respeto entre nosotros.

Conocerte y entregarte mi vida fue, sin duda la mejor decisión que pude haber tomado. No cambio por nada tanta dicha, tanto amor que hemos experimentado como pareja y como padres. Claramente que no han faltado los conflictos, las sinrazones y los enojos, los cuales han sido oportunidades para crecer, madurar y conocernos mejor.

Estos últimos meses han representado muchos retos para nuestro matrimonio, como lo es todo en la vida si somos sinceros. Ojalá pudiéramos vivir en los mejores escenarios que nos planteamos en la cabeza. Lo cierto es que la realidad está llena de sorpresas que pueden ser motivo de mayor profundidad en el amor, o de separación. Nosotros hemos optado por luchar, cada día, para que todo lo que viene se convierta en un motivo más para renovar nuestras promesas.

Gracias mi amor porque en estos cuatro años me has hecho una mujer feliz, por que contigo me convertí en madre y porque me ayudas a ser cada día una mejor mujer, esposa, madre, amiga, hija, hermana… porque me escuchas, me das buenos consejos y me regañas cuando no hago lo que debo, porque me impulsas a dar lo mejor de mí, a no rendirme, a ser una mujer fuerte, valiente para enfrentar los retos que la vida nos ha puesto.

Gracias por tu comprensión en todos los aspectos de mi enfermedad que no solo me afecta a mí, también a ti y a todos en casa. Te agradezco que pienses en mí, en cómo puedo estar mejor, en que lo que hagamos sea adecuado para que yo me sienta bien y esté bien. Valoro profundamente toda tu entrega y sacrificios para que me encuentre bien.

Estoy muy contenta de ver cómo hemos crecido ante las dificultades. Que conforme pasan cosas en la vida, nos fortalecemos y nos crecemos. Eres un hombre maravilloso. No tengo más que mi vida para dártela, lo mismo para agradecerle a Dios que nos haya puesto en el mismo camino y que haya permitido que comenzáramos esta hermosa familia.

Gracias por ser el hombre y el padre que eres. Cada día me enamoro más de ti!

Te prometo dar siempre lo mejor de mí para que seas tan feliz -y más-, que lo que tú me has hecho. Para que puedas seguir desarrollándote en todos los aspectos de tu vida con libertad y alegría. Te amo mi amor. Amo nuestra familia y nuestro matrimonio.

Dios mío no tengo cómo pagarte tanto amor!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s