Lupus/netas/Realidad

A mi Lupus.

Querido Lupus,

Hace ya tres años que me acompañas…

Me has hecho físicamente más vulnerable. Has golpeado mi cuerpo y me has hecho pasar terrores en mis embarazos y en mis post partos. Me has hecho sentir triste, enojada, cansada.

Pero quiero que sepas que soy una guerrera. Aún no me conoces. Yo no me rindo.

Estoy en manos de Dios, es cierto. Pero lo que está entre las mías, voy a cuidarlo. Soy madre, nosotras hacemos cualquier cosa por nuestros hijos. Soy capaz de todo por ellos.

Sé que lloraré, todas esas lágrimas que me guardo por la incertidumbre que me generas. Sé que tendré miedo, porque no hay nada más fuerte que pensar, en presente, cada día, que sí, cualquier día me voy, que estoy de paso. Pero hasta mi último aliento, ese día en el que ambos partiremos, mi querido amigo, te voy a costar trabajo: no bajaré la guardia.

Bendito seas. Estoy llena de paz y de esperanza. Hay algo más grande entre tú y yo. Alguien que lo sabe todo y que ha permitido que me acompañes. Descubriré el motivo y lo honraré.

Si algo tengo bien entendido es que mi peor enemigo en esta lucha no eres tú, sino mi falta de voluntad. Esos momentos en los que por flojera o cansancio caigo. Lucharé y lucharé. Caeré otra vez! Pero me seguiré levantando, porque no estoy sola.

Prepárate, porque mi lucha significará para ti la que nunca has dado.

image

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s