netas/parenting/recetas

He vuelto a ser yo – adiós depresión post parto.

A los pocos días de que naciera mi niño, comencé con algunos síntomas de la depresión post parto. Mucha ansiedad y pesadillas constantes… de esas que son horribles… secuestros, robos, de las terroríficas -peor que película y eso que no las veo-. No hubo noche -ni siesta-, en estos meses en la que pudiera dormir con tranquilidad. Esto era mucho peor que las normales y constantes desveladas con el bebé, ya que no importaba cuánto tiempo “durmiera”, servía para nada.

Me recetaron un antidepresivo, el cual tomé durante unos meses en una dosis baja. Agradezco a mi doctor porque me sirvió para controlar la ansiedad que en un principio era mucha… pero para las pesadillas daba igual, seguía soñando horrible, y lo peor es que además me sentía tonta, con el cerebro, la mente y las ideas apagadas. Así que -y no lo intenten porque dicen que estuvo pésimo- decidí quitármelo: dejé de tomarlo (mi doctor cuando se enteró me quería ahorcar, en fin).

Al principio tuve algunos síntomas extraños, nuevamente cansancio y mucha ansiedad, pero a la semana y media me estabilicé. Lo que sí, es que estoy segura que los excelentes suplementos alimenticios que tomé en dosis altas en esta etapa y la buena alimentación, me llevaron hasta donde estoy ahora… me sostuvieron bastante bien.

Ahora me siento perfecta. Yo, en mis zapatos y con mis pensamientos de siempre. Ya no más atontada, ansiosa o preocupada todo el tiempo… pero lo mejor, ¡no más pesadillas, puedo dormir! esto es una bendición, de verdad.

La ira que sentía era terrible. Tenía mucho enojo. Con cualquier cosa explotaba… el cansancio acumulado me estaba matando… estaba en tolerancia cero, todo el tiempo y con todo mundo. Agradezco profundamente a mi esposo por todo su amor y su comprensión, también la paciencia de mis hijos. Claro que me sigo desvelando, el bebé sigue despertándome algunas noches, pero pues ya puedo dormir aunque sea esas cuatro horas seguidas y descansar. Una maravilla.

¿Tuviste depresión post parto en alguno de tus embarazos? ¿Te suenan familiares estos síntomas? ¿Cómo los combatiste?

De verdad que vivir con paciencia, orden y alegría sin dormir es cuasi imposible. De verdad que me esforzaba, mucho, pero por dentro me estaba matando. No faltó el día que lloré toda una mañana por la impaciencia y por el cansancio. Estaba como trapo. Pero en estos momentos es cuando también uno descubre a los verdaderos amigos y a los que nos aman. Agradezco también el apoyo de quienes no me dejaron hundirme en el cansancio y sirvieron de mucho ayuda, gracias por su cariño.

Qué maravilla, por fin he vuelto a ser yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s