life style/netas

Ser feliz…

serfeliz

Dicen que la actitud lo es todo, que empiezas mintiendo y te lo terminas creyendo, que la mente tiene un poder muy grande sobre la salud y el cuerpo… Lo que es una realidad y creo que todos lo hemos experimentado, es que el esquema mental con el que comenzamos el día influye directamente en nuestro estado emocional, en las decisiones que tomamos y en el cumplimiento de nuestras metas.

Cuando empezamos el día con un fin en la mente- como diría el señor Covey- marcamos la pauta y le inyectamos actitud. Tener claro el fin en nuestra cabeza nos ayuda a seleccionar estratégicamente los caminos para cumplir esos objetivos.

Si queremos tener una vida más saludable, alcanzar el bienestar, comer bien, hacer ejercicio… más: atender a la familia, los amigos, el trabajo, los urgentes a solucionar, retomar el camino… más nos vale tener una buena actitud y desear con toda nuestra fuerza lo que sabemos nos hace felices a nosotros y a los demás. Esta es la brújula del día, este es el fin en la mente: hacer todo aquello que en conciencia he visto me hace honestamente feliz y a los míos; de esto dependerán mi salud emocional, mi salud mental, el cumplimiento de mis metas y de escoger lo mejor para mí y para los demás a corto, mediano y largo plazo.

Si la noche anterior planeo que “mañana ya voy a comenzar a comer bien para ser más saludable” pero me levanto tarde (uff… cuántas veces no me ha pasado que los niños me desvelan y amanezco cual araña fumigada..), hago las cosas sin orden y me salgo sin desayunar- ya perdí. Seguro voy a terminar tomando o comiendo algo fuera de la casa que no es saludable- de hecho es lo más probable porque los alimentos a los que se pueden acceder en una tienda promedio en general son productos procesados, llenos de químicos, conservadores, azúcar, sodio, harinas refinadas…  Y así todo el día, porque seguro me salí de la casa sin un snack saludable, sin mi lunch… no bueno caos total. Termino el día con la azúcar hasta los suelos, mal alimentada. Llego a casa a atender a la familia y obvio lo último en lo que estoy pensando es en irme a hacer ejercicio. Se necesitará de un ajuste en la brújula y una gran fuerza de voluntad para rectificar quizá, pero siempre podemos recomenzar, volver a poner las metas y la actitud para el siguiente día.

Pero eso es la vida, rectificar, recomenzar, ajustar la brújula y luchar con toda nuestra fuerza para ser felices.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s